viernes, 26 de febrero de 2016

RACISTAS. ESOS NECIOS IGNORANTES


De Luna04 - Trabajo propio, CC BY 2.5, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=390496


 

 

Algunos somos un poco neandertales

Hace algún tiempo que se demostró que el humano moderno (Homo Sapiens), porta genes neandertales en su genoma. Durante décadas se negó esta evidencia ya que hiere ciertas sensibilidades, al tratarse de una especie de humanos anterior a la nuestra, de hecho solo el 20% del ADN neandertal ha sobrevivido en el hombre moderno, por lo que cabe deducir que el resto ha sido desechado por la evolución, seguramente por ser dañino.
De esta manera queda demostrado gracias a la publicación de la secuencia completa del ADN de nuestros recientemente considerados antepasados, que  la media de ADN neandertal presente en un europeo o un asiático es del 1% al 3%. Ahora también sabemos que los genes neandertales contribuyen a que suframos diabetes, lupus, enfermedad de Crohn y la cirrosis biliar primaria, entre otras dolencias.
El estudio fue publicado por la prestigiosa revista cientifica Molecular Biology and Evolution.
Descargar el estudio en PDF: http://mbe.oxfordjournals.org/content/28/7/1957.full.pdf+html



Doce principales haplotipos dys44 y la secuencia de neandertal :















 

SUPERIORIDAD PARA JUSTIFICAR LA ESCLAVITUD



Se me hace oportuno recordar todas esas teorías que justificaban siglos atrás el sometimiento de las tribus africanas, así como el comercio de esclavos, con argumentaciones tales como la inferioridad de la raza subsahariana (considerada por aquel entonces pseudohumana), la superioridad evolutiva de los europeos, o la mayor proximidad biológica a los monos de los hombres con piel negra.

Muchos seres humanos fueron condenados a trabajar en plantaciones de algodón y a recibir trato de animales solamente porque la ciencia de su tiempo no estaba lo bastante avanzada y porque el poder económico que explotaba a estas personas, era lo bastante poderoso como para generalizar muy a su conveniencia estas creencias con la complicidad de los poderes políticos de la época. Con el paso del tiempo, fue el desequilibrio económico entre Norte y Sur lo que desencadeno la guerra de secesión americana y no la defensa de los negros, a pesar de los glorificadores de Abraham Lincoln “libertador de esclavos”. 
Aún hoy, al igual que hacen los neo-nazis europeos, organizaciones norteamericanas de extrema derecha como el Ku Klux Klan, basan sus teorías racistas de supremacía blanca en la pureza de su raza, cuando en realidad ni siquiera pueden presumir de la pureza de su especie.
 
distribución mundial de haplotipo B006 basado en una muestra de 6.092 cromosomas X
 

 

LA VERDADERA INFERIORIDAD ESTÁ EN LA INTOLERANCIA



Que muchos paises africanos sigan siendo hoy tercermundistas, tiene bastante que ver con la intervención colonial de la época imperialista y el hecho de que las naciones invasoras aprovecharon su mayor desarrollo tecnológico para emprender conquistas orientadas al saqueo de recursos. Solo hay que coger el mapa africano para ver que muchos países tienen fronteras hechas por europeos con escuadra y cartabón, sin tener en cuenta las diferencias culturales de los pueblos que los componen, propiciando así el escenario bélico actual de este continente.

Hoy en día sabemos que la raza subsahariana es la única libre de ADN neandertal, lo que la convierte en la portadora de los genes más modernos sin lugar a dudas, y eso significa que está en la cúspide de la pirámide evolutiva del planeta tierra, muy a pesar de los que exiben esvásticas actualmente en el viejo continente o en otros lugares. Esto es algo que me reconforta especialmente, ya que considero que el conocimiento científico es incompatible con los prejuicios y que la verdadera inferioridad está en la intolerancia de los necios ignorantes, que se sorprenderían al enterarse de quiénes son los verdaderos homo-sapiens puros 100 por 100.
  

  Referencias Molecular Biology and Evolution:
http://mbe.oxfordjournals.org/content/28/7.toc 



En las poblaciones HapMap3 considerados (Tabla S1, Material complementario en línea), estos haplotipos representan 369 de 523 (70,6%) cromosomas subsahariana y 815 de 891 (91,5%) cromosomas no africanos que incluye 77 copias de B006. Hemos ampliado el dys44 región de 8 kb por 28 polimorfismos adicionales a la izquierda y 49 a la derecha (108 kb en total) para incluir sitios que mediante inspección parecían mantener cierto grado de desequilibrio de ligamiento con el haplotipo B006 (fig. 3). En la secuencia de neandertal, no hay información disponible para 28 de estos sitios, 36 sitios representan alelos ancestrales y 13 alelos derivados. Es importante destacar que tres de los alelos derivados (rs17243319, rs1456729 y rs11796299 en el cuadro complementario S2, Material complementario en línea) están ausentes de los cromosomas de África, como en el caso del G derivada de rs11795471 desde dentro B006. Por otra parte, todos los alelos derivados compartidos con los neandertales se producen a frecuencias altas (0,75 y más) en un fondo del haplotipo extendido B006 (fig. 3 y el cuadro complementario S2, Material complementario en línea) como era de esperar en un segmento de origen neandertal reciente. HIGO. 1. La distribución mundial de haplotipo B006 basado en una muestra de 6.092 cromosomas X. Las muestras se enumeran en el cuadro complementario S1, Material complementario en línea. Ciertas subpoblaciones se fusionaron, cuando esté justificado por su proximidad geográfica. X-Linked haplotipo de Neandertal Origen · doi: 10.1093 / molbev / msr024 MBE 1959 por invitado el 13 de marzo, el año 2016 http://mbe.oxfordjournals.org/ descargado desde fuera de África, B006 se encuentra en todos los continentes habitables, incluyendo Australia, como determinada a partir de una comunidad remota de aislados australianos indígenas que viven en el centro de Australia (fig. 1). La ubicuidad de linaje B006 refleja una contribución a nivel mundial de los linajes de neandertales a los genomas no africanos. Indica mezcla Neandertal muy temprano antes de la exitosa ampliación de la gama de la población ancestral a prácticamente todas las poblaciones no africanas contemporáneas y confirma la afirmación anterior de mezcla muy temprano basado en el análisis de los segmentos de neandertales en Europa, Han y genomas de Papúa (Green y col . 2010). Hodgson et al. 2010 propuesta como aditivo a través de los primeros contactos levantinas de los humanos modernos y los neandertales, antes de la más reciente expansión fuera de África, y sugirió que los rastros de tales mezclas deben ser aún detectable en las poblaciones subsaharianas de África del noreste. Por el contrario, en lugar de considerar mezcla, una explicación alternativa postula que la población ancestral de la actual no-africanos fue más estrechamente relacionados con los neandertales que la población ancestral de los africanos de hoy en día (Green et al., 2010). De hecho, las pruebas se acumulan en profundas divisiones dentro de la población ancestral en África (Labuda, Zietkiewicz, Yotova 2000; Falush et al 2003;. Cohen et al 2007;. Yotova et al 2007;. Behar et al 2008;. Gunz y col . 2009). Al igual que en el caso de la mezcla a través de contactos de Levante, esta última explicación también implica el intercambio significativo de haplotipos neandertales entre todos los no africanos y el noreste de los africanos. Por otra parte, no hay evidencia para estos escenarios se encuentra en nuestros datos, mientras que los linajes más antiguos tienden a ser encontrados en el sur en lugar de África del noreste (Behar et al 2008;. Campbell y Tishkoff 2010). hallazgos paleontológicos (Shea 2008;. Petraglia et al 2010) apuntan a la ocupación del Levante por neandertales y principios de H. sapiens en períodos de tiempo que no se superponen hacer sus primeros contactos improbable. Curiosamente, algunos de los HapMap3 haplotipos de los segmentos propuestas por Green et al. 2010 y Fulbright llenando nuestros criterios de mezcla Neandertal, también a su vez en Masai, donde, sin embargo, su aparición puede ser debido a la reciente migración de back-to-África (Sikora et al. 2011). En contraste con otros haplotipos candidatos, como estos de '' ASPM '' y '' MCPH1 '' que parecen haber fallado en la figura. 2. Esquema de las vías evolutivas que conduce a tres categorías de haplotipos en el segmento dys44. HIGO. 3. frecuencias de alelos obtenidos en el haplotipo dys44 extendida basada en HapMap3. histogramas superpuestos comparar derivan las frecuencias de alelos observados en el fondo de los 77 haplotipos extendidos B006 (superior) con frecuencias de los mismos alelos en los 1.337 restantes haplotipos de este conjunto de datos (cuadro complementario S2, Material complementario en línea). El estado de los alelos de neandertales se marca en la parte superior como ancestral, derivada, o no está disponible, NA. Yotova et al. · Doi: 10.1093 / molbev / msr024 MBE 1960 por invitado el 13 de marzo, el año 2016 http://mbe.oxfordjournals.org/ Descargar de prueba (Green et al 2010; Lari et al., 2010)., La evidencia de origen de Neandertal B006 parece muy fuerte. Esto proporciona una verificación adicional de los resultados obtenidos por Green et al. (2010) que los neandertales contribuyeron a la composición genética de las poblaciones humanas modernas fuera de África. Nuestros datos indican que la mezcla Neandertal se produjo muy temprano o antes de su expansión en todo el mundo. Teniendo en cuenta tales encuentro temprano de H. sapiens con los neandertales, una pregunta puede plantearse: ¿fue este encuentro casual y sin consecuencias evolutivas importantes o (ya sea a través de intercambios genéticos o culturales, o ambos, y Premo Hublin 2009) hizo que facilitan la adaptación a novela medioambiental condiciones que en realidad contribuyeron a la expansión de los inmigrantes humanos de África a otros continentes? Materiales y Métodos Las muestras de ADN, que figuran en el cuadro complementario S1, Material complementario en línea, se genotipo de los polimorfismos dys44 Como se informó anteriormente (Zietkiewicz et al., 1997). Todas las muestras fueron no nominativa, productos originarios de las colecciones existentes o muestras de sangre periférica donados por los adultos que consienten informados, siguiendo el protocolo aprobado por las juntas de revisión institucional del Centro Hospitalario Universitario Sainte-Justine de Montreal. El estudio de muestras procedentes de una comunidad de aislados australianos indígenas fue aprobado por la Universidad de Comité de Ética de Newcastle Humano Investigación y Comité de Ética Hunter de Nueva Inglaterra de Investigación en Salud (aprobación por escrito, además, fue obtenido a partir de los propietarios de las tierras tradicionales de la comunidad de la cual las muestras fueron originalmente recogido). Los haplotipos extendidos dys44 se analizaron utilizando un subconjunto de datos HapMap3 (Altshuler et al., 2010) se describe en el cuadro complementario S1, Material complementario en línea. mapas de contorno se obtuvieron de las frecuencias de haplotipos utilizando Surfer 8.02 Software de oro. Material complementario cuadros complementarios S1 y S2 están disponibles en Molecular Biology and Evolution en línea (http: //www.mbe .oxfordjournals.org /). Agradecimientos Damos las gracias a Luis Barreiro, Youssef Idaghdour, Alon Keinan, y David Reich por sus comentarios sobre versiones anteriores de este documento y agradecen a todas las personas que amablemente aportaron su material genético para nuestros estudios. LA es apoyado por el Fundacxa~o para a Ciencia ea Tecnologia (FCT) Ciencia 2007 y por el Fondo Social Europeo. Instituto de Patología Molecular e Inmunología de la Universidad de Oporto (IPATIMUP) es un Laboratorio Asociado del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Educación Superior portugués y es parcialmente apoyado por la FCT. Este estudio fue apoyado por becas de los Institutos Canadienses de Investigación en Salud (RP-67150 e IGI-94494). Referencias Altshuler DM, Gibbs RA, Peltonen L, et al. (66 coautores). 2010. La integración de variación genética común y poco frecuente en diversas poblaciones humanas. Naturaleza 467: 52-58. Behar DM, Villems R, Soodyall H, et al. (12 coautores). 2008. El amanecer de la diversidad por línea materna humana. Am J Hum Genet. 82: 1130-1140. Burgués S, Yotova V, Wang S, et al. (8 coautores). 2009. linajes cromosoma X y el arreglo de las Américas. Am J Phys Anthropol. 140: 417-428. Campbell MC, Tishkoff SA. 2010. La evolución de la variación genética y fenotípica humana en África. Curr Biol. 20: R166-R173. Cohen AS, Piedra JR, Beuning KR, et al. (9 coautores). 2007. Las consecuencias ecológicas de los primeros megasequías Pleistoceno Tardío en el África tropical. Proc Natl Acad Sci EE.UU. A. 104: 16.422 hasta 16.427. Falush D, T Wirth, Linz B, et al. (15 coautores). 2003. Las huellas de las migraciones humanas en las poblaciones de Helicobacter pylori. Ciencia 299: 1582-1585. Verde RE, Krause J, Briggs AW, et al. (53 coautores). 2010. Un borrador de la secuencia del genoma del Neandertal. Ciencia 328: 710-722. Gunz P, Bookstein FL, Mitteroecker P, Stadlmayr A, H Seidler, Weber GW. 2009. diversidad humana moderna temprana sugiere estructura de la población subdividida y un complejo fuera de África escenario. Proc Natl Acad Sci EE.UU. A. 106: 6094 a 6098. Hodgson JA, Bergey CM, Disotell TR. 2010. genoma del Neandertal: los pros y contras de la diversidad genética de África. Curr Biol. 20: R517-R519. Hodgson JA, Disotell TR. 2008. No hay evidencia de una contribución de Neanderthal a la diversidad humana moderna. Biol genoma. 9: 206. Klein RG. 2003. Paleoantropología. A donde los neandertales? Ciencia 299: 1525-1527. Labuda D, E Zietkiewicz, Yotova V. 2000. linajes arcaicos en la historia de los seres humanos modernos. Genética 156: 799-808. Labuda M, D Labuda, Miranda C, J Poirier, Soong BW, Barucha NE, M. 2000. Pandolfo origen único y distribución étnica específica de la expansión de la ataxia de Friedreich GAA. Neurología 54: 2322-2324. Lari M, Rizzi E, Milani L, et al. (13 coautores). 2010. El alelo ancestral microcefalina en un individuo neandertal. Más uno. 5: e10648. Lovell A, C Moreau, Yotova V, Xiao F, S Burgués, Gehl D, Bertranpetit J, E Schurr, Labuda D. 2005. Etiopía: entre el África subsahariana y el oeste de Eurasia. Ann Hum Genet. 69: 275-287. Mellars P. 2006. Hacia el este: nuevas perspectivas genéticos y arqueológicos de la colonización humana moderna de Eurasia. Ciencia 313: 796-800. Oppenheimer S. 2009. El gran arco de la dispersión de los humanos modernos: África a Australia. Quat Int. 202: 2-13. Petraglia MD, Haslam M, Fuller DQ, Boivin N, Clarkson C. 2010. Memorias de África: nuevas hipótesis y pruebas para la dispersión del Homo sapiens a lo largo de la cuenca del Océano Índico. Ann Hum Biol. 37: 288-311. Premo LS, Hublin JJ. 2009. Cultura, estructura de la población, y la baja diversidad genética en los homínidos del Pleistoceno. Proc Natl Acad Sci EE.UU.. 106: 33-37. Shea JJ. 2008. Las transiciones o pérdidas de balón? extinciones de Homo sapiens y los neandertales climáticamente-forzado en el Levante Meditrranean este. Quat Sci Rev. 27: 2253-2270. Sikora M, Laayouni H, F Calafell, Comas D, Bertranpetit J. 2011. Un análisis genómico identifica un nuevo componente en la estructura genética de las poblaciones del África subsahariana. Eur J Hum Genet. 19: 84-88. Stringer, C. 2002. Los orígenes humanos modernos: avances y perspectivas. Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci. 357: 563-579. Tattersall I, Schwartz JH. 1999. Los homínidos e híbridos: el lugar de los neandertales en la evolución humana. Proc Natl Acad Sci EE.UU. A. 96: 7117 hasta 7.119. X-Linked haplotipo de Neandertal Origen · doi: 10.1093 / molbev / msr024 MBE 1961 por invitado el 13 de marzo el año 2016 http://mbe.oxfordjournals.org/ descargado desde los primeros humanos modernos Trinkaus E. 2007. europeas y el destino de la neandertales. Proc Natl Acad Sci EE.UU. A. 104: 7367 a 7.372. JD pared, Kim SK. 2007. Las inconsistencias en secuencias de ADN genómico neandertal. PLoS Genet. 3: 1862-1866. Xiao FX, Yotova V, Zietkiewicz E, et al. (8 coautores). 2004. Los linajes del cromosoma X humanos en Europa revelan Oriente Medio y contactos asiáticos. Eur J Hum Genet. 12: 301-311. Yotova V, JF Lefebvre, Kohany O, Jurka J, R Michalski, Modiano D, G Utermann, Williams SM, Labuda D. 2007. traza de la historia genética de los humanos modernos que utilizan los linajes del cromosoma X. Hum Genet. 122: 431-443. Zietkiewicz E, Yotova V, Gehl D, et al. (10 coautores). 2003. Los haplotipos en el punto de distrofina segmento de ADN a un origen mosaico de la diversidad de los humanos modernos. Am J Hum Genet. 73: 994-1015. Zietkiewicz E, Yotova V, Jarnik M, et al. 1997. diversidad de ADN nuclear en las poblaciones humanas en todo el mundo distribuidos. Gen 205: 161-171. Zilhao J. 2006. neandertales una En las poblaciones HapMap3 considerados (Tabla S1, Material complementario en línea), estos haplotipos representan 369 de 523 (70,6%) cromosomas subsahariana y 815 de 891 (91,5%) cromosomas no africanos que incluye 77 copias de B006. Hemos ampliado el dys44 región de 8 kb por 28 polimorfismos adicionales a la izquierda y 49 a la derecha (108 kb en total) para incluir sitios que mediante inspección parecían mantener cierto grado de desequilibrio de ligamiento con el haplotipo B006 (fig. 3). En la secuencia de neandertal, no hay información disponible para 28 de estos sitios, 36 sitios representan alelos ancestrales y 13 alelos derivados. Es importante destacar que tres de los alelos derivados (rs17243319, rs1456729 y rs11796299 en el cuadro complementario S2, Material complementario en línea) están ausentes de los cromosomas de África, como en el caso del G derivada de rs11795471 desde dentro B006. Por otra parte, todos los alelos derivados compartidos con los neandertales se producen a frecuencias altas (0,75 y más) en un fondo del haplotipo extendido B006 (fig. 3 y el cuadro complementario S2, Material complementario en línea) como era de esperar en un segmento de origen neandertal reciente. HIGO. 1. La distribución mundial de haplotipo B006 basado en una muestra de 6.092 cromosomas X. Las muestras se enumeran en el cuadro complementario S1, Material complementario en línea. Ciertas subpoblaciones se fusionaron, cuando esté justificado por su proximidad geográfica. X-Linked haplotipo de Neandertal Origen · doi: 10.1093 / molbev / msr024 MBE 1959 por invitado el 13 de marzo, el año 2016 http://mbe.oxfordjournals.org/ descargado desde fuera de África, B006 se encuentra en todos los continentes habitables, incluyendo Australia, como determinada a partir de una comunidad remota de aislados australianos indígenas que viven en el centro de Australia (fig. 1). La ubicuidad de linaje B006 refleja una contribución a nivel mundial de los linajes de neandertales a los genomas nonAfrican. Indica mezcla Neandertal muy temprano antes de la exitosa ampliación de la gama de la población ancestral a prácticamente todas las poblaciones no africanas contemporáneas y confirma la afirmación anterior de mezcla muy temprano basado en el análisis de los segmentos de neandertales en Europa, Han y genomas de Papúa (Green y col . 2010). Hodgson et al. 2010 propuesta como aditivo a través de los primeros contactos levantinas de los humanos modernos y los neandertales, antes de la más reciente expansión fuera de África, y sugirió que los rastros de tales mezclas deben ser aún detectable en las poblaciones subsaharianas de África del noreste. Por el contrario, en lugar de considerar mezcla, una explicación alternativa postula que la población ancestral de la actual no-africanos fue más estrechamente relacionados con los neandertales que la población ancestral de los africanos de hoy en día (Green et al., 2010). De hecho, las pruebas se acumulan en profundas divisiones dentro de la población ancestral en África (Labuda, Zietkiewicz, Yotova 2000; Falush et al 2003;. Cohen et al 2007;. Yotova et al 2007;. Behar et al 2008;. Gunz y col . 2009). Al igual que en el caso de la mezcla a través de contactos de Levante, esta última explicación también implica el intercambio significativo de haplotipos neandertales entre todos los no africanos y el noreste de los africanos. Por otra parte, no hay evidencia para estos escenarios se encuentra en nuestros datos, mientras que los linajes más antiguos tienden a ser encontrados en el sur en lugar de África del noreste (Behar et al 2008;. Campbell y Tishkoff 2010). hallazgos paleontológicos (Shea 2008;. Petraglia et al 2010) apuntan a la ocupación del Levante por neandertales y principios de H. sapiens en períodos de tiempo que no se superponen hacer sus primeros contactos improbable. Curiosamente, algunos de los HapMap3 haplotipos de los segmentos propuestas por Green et al. 2010 y Fulbright llenando nuestros criterios de mezcla Neandertal, también a su vez en Masai, donde, sin embargo, su aparición puede ser debido a la reciente migración de back-to-África (Sikora et al. 2011). En contraste con otros haplotipos candidatos, como estos de '' ASPM '' y '' MCPH1 '' que parecen haber fallado en la figura. 2. Esquema de las vías evolutivas que conduce a tres categorías de haplotipos en el segmento dys44. HIGO. 3. frecuencias de alelos obtenidos en el haplotipo dys44 extendida basada en HapMap3. histogramas superpuestos comparar derivan las frecuencias de alelos observados en el fondo de los 77 haplotipos extendidos B006 (superior) con frecuencias de los mismos alelos en los 1.337 restantes haplotipos de este conjunto de datos (cuadro complementario S2, Material complementario en línea). El estado de los alelos de neandertales se marca en la parte superior como ancestral, derivada, o no está disponible, NA. Yotova et al. · Doi: 10.1093 / molbev / msr024 MBE 1960 por invitado el 13 de marzo, el año 2016 http://mbe.oxfordjournals.org/ Descargar de prueba (Green et al 2010; Lari et al., 2010)., La evidencia de origen de Neandertal B006 parece muy fuerte. Esto proporciona una verificación adicional de los resultados obtenidos por Green et al. (2010) que los neandertales contribuyeron a la composición genética de las poblaciones humanas modernas fuera de África. Nuestros datos indican que la mezcla Neandertal se produjo muy temprano o antes de su expansión en todo el mundo. Teniendo en cuenta tales encuentro temprano de H. sapiens con los neandertales, una pregunta puede plantearse: ¿fue este encuentro casual y sin consecuencias evolutivas importantes o (ya sea a través de intercambios genéticos o culturales, o ambos, y Premo Hublin 2009) hizo que facilitan la adaptación a novela medioambiental condiciones que en realidad contribuyeron a la expansión de los inmigrantes humanos de África a otros continentes? Materiales y Métodos Las muestras de ADN, que figuran en el cuadro complementario S1, Material complementario en línea, se genotipo de los polimorfismos dys44 Como se informó anteriormente (Zietkiewicz et al., 1997). Todas las muestras fueron no nominativa, productos originarios de las colecciones existentes o muestras de sangre periférica donados por los adultos que consienten informados, siguiendo el protocolo aprobado por las juntas de revisión institucional del Centro Hospitalario Universitario Sainte-Justine de Montreal. El estudio de muestras procedentes de una comunidad de aislados australianos indígenas fue aprobado por la Universidad de Comité de Ética de Newcastle Humano Investigación y Comité de Ética Hunter de Nueva Inglaterra de Investigación en Salud (aprobación por escrito, además, fue obtenido a partir de los propietarios de las tierras tradicionales de la comunidad de la cual las muestras fueron originalmente recogido). Los haplotipos extendidos dys44 se analizaron utilizando un subconjunto de datos HapMap3 (Altshuler et al., 2010) se describe en el cuadro complementario S1, Material complementario en línea. mapas de contorno se obtuvieron de las frecuencias de haplotipos utilizando Surfer 8.02 Software de oro. Material complementario cuadros complementarios S1 y S2 están disponibles en Molecular Biology and Evolution en línea (http: //www.mbe .oxfordjournals.org /). Agradecimientos Damos las gracias a Luis Barreiro, Youssef Idaghdour, Alon Keinan, y David Reich por sus comentarios sobre versiones anteriores de este documento y agradecen a todas las personas que amablemente aportaron su material genético para nuestros estudios. LA es apoyado por el Fundacxa~o para a Ciencia ea Tecnologia (FCT) Ciencia 2007 y por el Fondo Social Europeo. Instituto de Patología Molecular e Inmunología de la Universidad de Oporto (IPATIMUP) es un Laboratorio Asociado del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Educación Superior portugués y es parcialmente apoyado por la FCT. Este estudio fue apoyado por becas de los Institutos Canadienses de Investigación en Salud (RP-67150 e IGI-94494). Referencias Altshuler DM, Gibbs RA, Peltonen L, et al. (66 coautores). 2010. La integración de variación genética común y poco frecuente en diversas poblaciones humanas. Naturaleza 467: 52-58. Behar DM, Villems R, Soodyall H, et al. (12 coautores). 2008. El amanecer de la diversidad por línea materna humana. Am J Hum Genet. 82: 1130-1140. Burgués S, Yotova V, Wang S, et al. (8 coautores). 2009. linajes cromosoma X y el arreglo de las Américas. Am J Phys Anthropol. 140: 417-428. Campbell MC, Tishkoff SA. 2010. La evolución de la variación genética y fenotípica humana en África. Curr Biol. 20: R166-R173. Cohen AS, Piedra JR, Beuning KR, et al. (9 coautores). 2007. Las consecuencias ecológicas de los primeros megasequías Pleistoceno Tardío en el África tropical. Proc Natl Acad Sci EE.UU. A. 104: 16.422 hasta 16.427. Falush D, T Wirth, Linz B, et al. (15 coautores). 2003. Las huellas de las migraciones humanas en las poblaciones de Helicobacter pylori. Ciencia 299: 1582-1585. Verde RE, Krause J, Briggs AW, et al. (53 coautores). 2010. Un borrador de la secuencia del genoma del Neandertal. Ciencia 328: 710-722. Gunz P, Bookstein FL, Mitteroecker P, Stadlmayr A, H Seidler, Weber GW. 2009. diversidad humana moderna temprana sugiere estructura de la población subdividida y un complejo fuera de África escenario. Proc Natl Acad Sci EE.UU. A. 106: 6094 a 6098. Hodgson JA, Bergey CM, Disotell TR. 2010. genoma del Neandertal: los pros y contras de la diversidad genética de África. Curr Biol. 20: R517-R519. Hodgson JA, Disotell TR. 2008. No hay evidencia de una contribución de Neanderthal a la diversidad humana moderna. Biol genoma. 9: 206. Klein RG. 2003. Paleoantropología. A donde los neandertales? Ciencia 299: 1525-1527. Labuda D, E Zietkiewicz, Yotova V. 2000. linajes arcaicos en la historia de los seres humanos modernos. Genética 156: 799-808. Labuda M, D Labuda, Miranda C, J Poirier, Soong BW, Barucha NE, M. 2000. Pandolfo origen único y distribución étnica específica de la expansión de la ataxia de Friedreich GAA. Neurología 54: 2322-2324. Lari M, Rizzi E, Milani L, et al. (13 coautores). 2010. El alelo ancestral microcefalina en un individuo neandertal. Más uno. 5: e10648. Lovell A, C Moreau, Yotova V, Xiao F, S Burgués, Gehl D, Bertranpetit J, E Schurr, Labuda D. 2005. Etiopía: entre el África subsahariana y el oeste de Eurasia. Ann Hum Genet. 69: 275-287. Mellars P. 2006. Hacia el este: nuevas perspectivas genéticos y arqueológicos de la colonización humana moderna de Eurasia. Ciencia 313: 796-800. Oppenheimer S. 2009. El gran arco de la dispersión de los humanos modernos: África a Australia. Quat Int. 202: 2-13. Petraglia MD, Haslam M, Fuller DQ, Boivin N, Clarkson C. 2010. Memorias de África: nuevas hipótesis y pruebas para la dispersión del Homo sapiens a lo largo de la cuenca del Océano Índico. Ann Hum Biol. 37: 288-311. Premo LS, Hublin JJ. 2009. Cultura, estructura de la población, y la baja diversidad genética en los homínidos del Pleistoceno. Proc Natl Acad Sci EE.UU.. 106: 33-37. Shea JJ. 2008. Las transiciones o pérdidas de balón? extinciones de Homo sapiens y los neandertales climáticamente-forzado en el Levante Meditrranean este. Quat Sci Rev. 27: 2253-2270. Sikora M, Laayouni H, F Calafell, Comas D, Bertranpetit J. 2011. Un análisis genómico identifica un nuevo componente en la estructura genética de las poblaciones del África subsahariana. Eur J Hum Genet. 19: 84-88. Stringer, C. 2002. Los orígenes humanos modernos: avances y perspectivas. Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci. 357: 563-579. Tattersall I, Schwartz JH. 1999. Los homínidos e híbridos: el lugar de los neandertales en la evolución humana. Proc Natl Acad Sci EE.UU. A. 96: 7117 hasta 7.119. X-Linked haplotipo de Neandertal Origen · doi: 10.1093 / molbev / msr024 MBE 1961 por invitado el 13 de marzo el año 2016 http://mbe.oxfordjournals.org/ descargado desde los primeros humanos modernos Trinkaus E. 2007. europeas y el destino de la neandertales. Proc Natl Acad Sci EE.UU. A. 104: 7367 a 7.372. JD pared, Kim SK. 2007. Las inconsistencias en secuencias de ADN genómico neandertal. PLoS Genet. 3: 1862-1866. Xiao FX, Yotova V, Zietkiewicz E, et al. (8 coautores). 2004. Los linajes del cromosoma X humanos en Europa revelan Oriente Medio y contactos asiáticos. Eur J Hum Genet. 12: 301-311. Yotova V, JF Lefebvre, Kohany O, Jurka J, R Michalski, Modiano D, G Utermann, Williams SM, Labuda D. 2007. traza de la historia genética de los humanos modernos que utilizan los linajes del cromosoma X. Hum Genet. 122: 431-443. Zietkiewicz E, Yotova V, Gehl D, et al. (10 coautores). 2003. Los haplotipos en el punto de distrofina segmento de ADN a un origen mosaico de la diversidad de los humanos modernos. Am J Hum Genet. 73: 994-1015. Zietkiewicz E, Yotova V, Jarnik M, et al. 1997. diversidad de ADN nuclear en las poblaciones humanas en todo el mundo distribuidos. Gen 205: 161-171. Zilhao J. 2006. 

4 comentarios:

  1. EL PEOR RACISMO ES EL RACISMO EN CONTRA DE LA RAZA PROPIA.

    ResponderEliminar
  2. Interesante disección de la enfermedad de la ignorancia visual.
    Si todos fuésemos ciegos, el color de la piel pasaría a carecer de importancia.

    ResponderEliminar
  3. Chúpate esa ku klux klan

    ResponderEliminar