miércoles, 13 de julio de 2016

ANTICRISTOS CON HÁBITO Y SOTANA




           







                       De Håkan Svensson (Xauxa) - Trabajo propio, CC BY 2.5, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=805751





Las víctimas del fundamentalismo católico


Durante el franquismo millones de personas sufrieron la brutal represión que supuso una dictadura autoproclamada nacional-catolicista, las víctimas no solo fueron los vencidos, sino también los niños (huérfanos o no), los pobres, las mujeres maltratadas que se veían obligadas a separarse de sus maridos para salvar su vida o las madres solteras entre otros.

Tras la guerra, comenzó uno de los peores genocidios que se recuerdan en Europa a base de fusilamientos de los vencidos (defensores de la democracia), pero cuando la sed de sangre del “carnicero” se calmó, el terror siguió formando parte de las vidas de millones de españoles.

A los internados iban niños huérfanos, hijos de presos, pobres, y otros infantes desamparados, algunos ingresaban en estos campos de concentración desde el año cero de su vida, y ALLÍ SUFRIERON VIOLACIONES, ABUSOS SEXUALES, MALTRATOS PSICOLÓCICOS Y FISICOS QUE ALCANZABAN CATEGORÍA DE TORTURA E INCLUSO ASESINATOS DE NIÑOS INDEFENSOS QUE MURIERON A MANOS DE CURAS Y MONJAS DURANTE LA MÁS TIERNA INFANCIA SIN HABER CONOCIDO EL CARIÑO. Desgraciadamente esto ocurrió y lo sabemos gracias a los testimonios de las víctimas.

Estos anticristos se amparaban en el miedo social a la iglesia y el franquismo para ejercer con total libertad actos que satisfacían los más bajos instintos propios, a la vez que predicaban la erradicación de éstos en el prójimo. Tal fue la impunidad de aquellos “demonios” que aún no se ha hecho justicia.

Este sector de la iglesia católica imposible de cuantificar, estaba formada por un número de religiosos que si tal vez no fue mayoritario, si fue lo bastante numeroso para arruinar la vida de miles o quizás cientos de miles de niños y niñas en situación de indefensión. Un solo cura tenía la posibilidad de abusar o violar cientos de niños y niñas a lo largo de su vida, pero también una de estas monjas del infierno tenía la posibilidad de hacerlo con las niñas que se suponía debía proteger. Y es que también se han dado numerosos casos de este tipo de abusos sexuales a internas por parte de las monjas, aunque esta parte de la historia sea menos conocida.



No logro imaginar de donde surgía toda esa frustración, odio e infamia que anidaba en los corazones de estos sádicos y depravados seres del averno.

Y esto es solo una pequeña parte de todo aquel mal que se vivió durante los años de oscuridad, pues aunque la dictadura predicaba el orden a base de mano dura, en realidad lo que propició fue el caos a pequeña escala, ya que algunas personas con poder gozaron de inmunidad para destruir a quienes les rodeaban.

Hoy en España gobierna un partido fundado por un ministro del genocida Franco y la iglesia católica todavía goza de algunos beneficios negados a otras instituciones.

Esta es una historia real, yo no me olvidaré de lo que me contaron mis mayores, tampoco te olvides tú.



Propellerads

2 comentarios: